¡¡Objetivo conseguido!!

Ya han pasado algunos meses desde que finalizó la obra de la torre de San Martín.

El esfuerzo ha merecido la pena y el objetivo conseguir recuperar la torre, parando su peligroso deterioro se ha conseguido.

La estructura del tejado y de la parte superior de la torre es completamente nueva, con materiales más livianos (ya no hay torre), y que esperemos que dure para muchas generaciones.

No solo eso: aprovechando la reforma se ha conseguido mejorar el acceso al campanario: al subir al campanario ya no hay el riesgo de que se hunda un escalón o ceda la barandilla.

También se ha aprovechado la obra para instalar un pararrayos, o proteger con verjas las ventanas del campanario.

Han sido muchos los isareños que han colaborado, así como instituciones como el Ayuntamiento de Isar, la Diputación de Burgos y la Archidiócesis de Burgos.

A todos los que han participado con su esfuerzo, y especialmente al grupo de trabajo que ha estado en el día a día de las obras:

¡GRACIAS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *